El rock and roll pierde a su pionero Fats Domino

Antoine Dominique Domino, más conocido como Fats Domino, ha dejado al rock and roll huérfano de su padre. A los 89 años el cantante y pianista ha fallecido en Nueva Orleans, dejando un legado que arrancó a finales de los 49 y que marcó influencias en iconos como Elvis Presley y The Beatles. Durante los 50 y los 60 fue el músico negro que más discos vendió, contribuyendo a la ruptura de las barreras de segregación social en Estados Unidos. Su música se vio reflejada en muchos aspectos en Elvis, el mayor ídolo blanco de la historia del rock. Temas como “Ain’t that a shame”, “The fat man”, “Whole lotta loving” o su versión de “Blueberry Hill” son clásicos que afianzaron una carrera galardonada con un Grammy honorífico en 1987.