LOS MARAÑONES

A contratiempo
(CD, Perdición PER1501, 2015)

Esa mujer era un misterio. Tanto tiempo juntos y nunca llegó a entenderla. Ahora, solo y sin trabajo, no sabe si reír o llorar. Mirando una copa vacía, se pregunta qué pasó.

Una noche, en el bar, Francesca Salazari, de la que todos estaban enamorados en el instituto, se fija en él. Eso le hace darse cuenta de que van pasando los años. Decide romper con todo e irse a Hawái a dedicarse a la música, que es lo que le gusta.

No llega tan lejos. Sólo consigue salir de la ciudad e irse al pueblo, a ocuparse del terreno de su familia. Allí vuelve a acordarse de Verónica, su gran amor.

Pero Francesca no le deja en paz y, para librarse de ella, termina enterrando el móvil en unhuerto de cardos. Vuelve a la ciudad, consigue un trabajo con un jefe que le explota como si fuera Supermán, y vuelve a salir con la gente de siempre.

Se divierte y se siente libre. Tiene un sueño en el que se ve como un gato juguetón. Todo va bien, si no fuera por las broncas del trabajo, así que se despide definitivamente, aunque su jefe le llame canalla.

Como tenía un viejo zepelín por ahí, se lleva a su amiga a volar para tener un poco de perspectiva. Ahora, por fin, toca con un grupo. Cada noche, cuando termina el show, sabe que no va a quedar ninguna chica en el local cuando hayan recogido los instrumentos.

Pero siempre les queda el consuelo de la barra libre.