THE BALLOON FLIGHTS

El punk no es igual a los veinte que a los casi cuarenta y está bien que así sea. Es todavía mejor. Te has hecho viejo, tu cuerpo se deforma, has cambiado de vida, de casa, de trabajo, de ideas y de pareja, pero hay algo ahí que permanece, algo genuino que siempre te espera. Es el ruido y la melodía, un equilibrio difuso que te recuerda que el punk no morirá, pero tú algún día sí, y ese día está cada vez más cerca porque cada noche de fiesta ya no es una invitación a la victoria, sino un deseo clemente de rascar un empate a domicilio, o al menos una derrota digna y poco dolorosa.

En su cuarto disco, Balloon Flights mantiene la rabia de antaño, pero la canaliza con cuajo para que no rebose y se difumine en vano. Psychologically Broken habla de pequeñas miserias y pequeñas hazañas, de nada y de todo, habla de nosotros mismos, de hacerse mayor y ese desgarro: de gente a la que se le da mejor salir que volver. De gente que se resiste a ser de esos que solo salen en las fiestas del pueblo, en las cenas de empresa, en Nochevieja y en los cumpleaños. Psychologically Broken es un disco de los que ya no se hacen. Uno redondo.

 

Balloon Flights se formó en Castellón en el año 2004. Pablo Beltrán (voz, coros, guitarra), Juan Mañas (bajo, coros, voz) e Israel Adelantado (batería) son sus actuales miembros. El autoeditado Is This Shit inauguró en 2009 la discografía de la banda, que continúa la tradición punk rock de la capital de la Plana. Balloon Flights repitió formato en 2011 con Tales From The Basement. En 2016, publicaron su tercer trabajo, Staten Island (No Tomorrow Records/Rufus Recordings/Torreznetes Enterntainment/Kid’s Not Follow). Ahora llega el mentado Psychologically Broken (No Tomorrow Records/Sweet Grooves Records/Bartolini Records/CGTH Records/Hold Your Ground Records).