The Cutting Fingers es el décimo grupo en unirse al Red Pier Fest

Ya son diez los nombres que integran el cartel de la segunda edición del Red Pier Fest del Grao de Castellón. The Cutting Fingers alcanza esa redonda cifra, al tiempo que se convierte en el cuarto grupo castellonense que actuará entre el 18 y el 20 de mayo de 2018 en la explanada del Moll de Costa de Puerto Azahar. Se encargará de aportar una dura dosis de rock que gusta del grunge y el noise. Se une a un listado todavía incompleto que por ahora incluye a The Limboos, Bala, Capsula, Travellin’ Brothers, Heatwaves, Depressing Claim, Mike Sánchez, Patri & The Greasers y The Meows. Rock and roll con muy diferentes sonoridades y que podrá degustarse al lado de las aguas del mar Mediterráneo de manera gratuita.

Lo primero que resalta de The Cutting Fingers es la energía de su música, entre el grunge, el rock inflamado, el punk, el noise… y la distorsión, los efectos y los acoples. Sus directos van desde la ‘tranquilidad’ –entrecomillado, porque hablar de tranquilidad con esa potencia parece contraproducente- de un arranque templado hasta unos temas finales bañados por la psicodelia.

Sus influencias, aunque muchas, podemos situarlas próximas al rock melódico y el punk de corte americano (léase Foo Fighters) y también cercanas a los 90’s de Nirvana o Sonic Youth. Su primer y palpitante Ep homónimo fue grabado, en directo, en Rockaway Studios y masterizado en Sage Audio (Nashville USA) durante el mes de enero de 2013 y les ha llevado a compartir escenario con grupos como Zodiacs, Layabouts, Lisa & The Lips (USA), The Kendolls (Suecia), Corizonas, Ángel Stanich, Duncan Reid (UK), The Rebels, Eke Buba (Croacia) o Pantones.

En  2016 llega la edición de su primer Lp ‘Manchester Crows’, grabado de nuevo en directo en Rockaway Studios, producido por Alberto R. Lucendo y masterizado por Mario G. Alberni en Kadifornia Mastering. En ‘Manchester Crows’ encontramos un sonido orgánico sin trampa ni cartón y con una personalidad arrolladora, algo que realmente se echa en falta en estos días en que la música “independiente” parece que pierde sus señas de identidad. Nueve canciones de gran altura y una fuerza incontestable. Guiños al sonido Manchester de los noventa (“Manchester Crows”, “The Danger And The Life”) sin dejar de lado sus gustos Seatttlelianos (“Dreams”, “Beard it”, “1995”), son algunas de las influencias que se pueden encontrar en ‘Manchester Crows’, aunque el conjunto, como no podía ser de otra manera, suena definitivamente a The Cutting Fingers.

El cuarteto castellonense está integrado por Alberto Pérez (guitarra y voz), Andrés Molina (bajo y coros), Saül Herrero (batería, percusión y coros) y Miguel Ángel Borja (guitarra, piano y coros).